domingo, 3 de octubre de 2010

Con el muro de Berlín no se videojuega

Represor, ni en broma; víctima, nunca más. Un videojuego, 1.378 Km, ha levantado tales protestas en la Alemania de 2010, que el joven universitario que lo ha inventado ha tenido que suspender el acto previsto para presentarlo hoy, según él, con las mejores intenciones. Las víctimas del muro de Berlín y de aquella división no lo han entendido así.

En 1.378 Km se puede ser ciudadano de la Alemania oriental que trata de cruzar la frontera o guardia comunista, que intentará evitarlo. 1.378 Km -distancia de la frontera que separó a las dos Alemanias- es un juego persuasivo, un videojuego serio, cuyo objetivo no es tanto entretener como agitar conciencias. Y las ha agitado de tal manera que 20 años después de la reunificación del país -que se celebran hoy- parece que las heridas siguen abiertas.

Fuente El Pais
Publicar un comentario