sábado, 27 de noviembre de 2010

Consiguen almacenar información en el interior de una bacteria


¿Es posible que podamos modificar genéticamente el ADN de un ser vivo para que almacene nuestra información? Y ¿qué capacidad podría permitirnos almacenar? La respuesta a estas preguntas está cada vez más cerca después de que un grupo de investigadores de la Universidad China de Hong Kong haya logrado almacenar 90 GB de datos en el ADN de una bacteria. Es sorprendente lo que se ha conseguido. Quizá el futuro de nuestros ordenadores sea el resultado de unir la tecnología con la biología, en lo que se ha dado en llamar (obviamente) biotecnología. Pero lo que supone esto para el futuro mas cercano es que se podría utilizar esta información almacenada genéticamente para firmar digitalmente los organismos con ADN modificado.



Lo sorprendente también del hallazgo, es la cantidad de información que se podría lograr almacenar en un espacio muy pequeño, mucho mas pequeño que el que se consigue en los discos duros actuales, estimándose que en tan solo 10 gramos de bacterias ya cabria la información equivalente a 2TB de datos. Es decir, en 10 gramos obtendríamos la cantidad de información que se consigue en un disco duro moderno, mucho mas grande.

Según la noticia, el experimento consiste en un sistema de almacenamiento bacterial en paralelo posteriormente comprimido y almacenado en el ADN de un gramo de bacterias, consiguiéndose los susodichos 90 GB de información. Lo que no dice la noticia es los inconvenientes que se supone podría tener almacenar la información de esta manera. Por ejemplo, se me ocurre ¿que sucede si a las bacterias que contienen la información se les ocurre multiplicarse? Dada la velocidad a la que lo hacen pronto tendríamos la información repetida millones de veces, y eso puede ser positivo o negativo según el caso. No creo que información muy confidencial deba ser repetida tantas veces como deseen las bacterias. Supongo que se habrá tenido en cuenta esta posibilidad, pero como digo, de ello en la noticia no se hacen eco.

En cualquier caso, es una excelente noticia, y leyéndola me ha venido a las mientes una escena de Blade Runner en la que Harrison Ford va a una tienda de animales (a un puesto en la calle) a que le identifiquen un resto de piel de serpiente, y cómo la dueña de la tienda le muestra un numero de serie que identifica el material. ¿Algo parecido a lo que se conseguiría con este método de firmar digitalmente los organismos modificados genéticamente? Lo veremos. En un futuro quizá no muy lejano.
Publicar un comentario