sábado, 11 de diciembre de 2010

The Doors en estado puro


When you´re strange es un interesante documental dirigido por Tom Dicillo en el que con imagenes reales de conciertos y otras sacadas de grabaciones más personales se hace un repaso de la trayectoria del grupo The Doors, y especialmente de su cantante, Jim Morrison, muerto en extrañas circunstancias a la edad de 27 años. Narrado en voz en off por Johnny Depp, nos cuenta cuales fueron los origenes de este grupo, cómo se conocieron Jim Morrison y el teclista Ray Manzarek, y cómo a una velocidad vertiginosa llegaron a la fama, para después ser absorbidos por ella. Sobre todo el joven Jim Morrison, que poco antes de morir intentó escapar de toda la vorágine del peso de la fama, como se cuenta en el documental. El titulo del mismo hace referencia a una de las canciones más famosas del grupo.

En la publicidad del documental se cuenta que es una especie de anti-Stone, en referencia a la película que Oliver Stone hizo hace unos años, alrededor sobre todo del cantante. A mi no me parece que sean comparables, empezando por la inmediata razón de que uno es un documental, mientras que la otra es una película de ficción. En lo que si coinciden ambos es en lo que parece inevitable cuando se habla de The Doors, y es acabar centrándolo exclusivamente en la figura de Jim Morrison. Y es que no cabe ninguna duda de que este grupo no habría sido para nada lo mismo sin él. Y que su desaparición marco la desaparición de The Doors.

Junto a las imágenes de los conciertos, que contienen impactantes muestras de cómo actuaba Jim frente a su publico, y cómo les incitaba a sumergirse en un estado psicodelico, aparecen imágenes muy curiosas del cantante haciendo un viaje en coche, o relacionándose con sus fans fuera de los conciertos. Me llamaron especialmente la atención.

En definitiva, este es un documental que al menos a mi me ha dejado una sensación bastante buena. Sales de la sala de cine cantando canciones del grupo y meditando sobre las consecuencias del éxito y la fama. Y de cómo es posible ser completamente libre, que es posible deshacerse de todas las ataduras y vivir totalmente desinhibido, pero que eso puede tener consecuencias desastrosas si no sabes detener a tiempo el tren del frenesí  de la psicodelia y el descontrol. Porque yo creo que todos queremos ser como Jim Morrison, o al menos como una parte de el. Todos queremos hacer realidad nuestros sueños de libertad.

Para terminar dejo una de las canciones que mas me gustan de este grupo, Riders on the storm:


Publicar un comentario