miércoles, 8 de diciembre de 2010

El Caballero de la Rosa en el Real de Madrid

Richard Strauss
Hace unos días fui a ver una opera que me dejo sorprendido por su belleza. Se trata de El Caballero de la Rosa, de Richard Strauss, y que se esta representando estos días en el Teatro Real de Madrid. Fui aconsejado por mi padre, que esta siempre muy interesado en la música clásica y que le gusta especialmente esta opera. Yo era un tanto escéptico, no porque no me guste la opera (todo lo contrario) sino porque las que son del siglo XX me habían dejado un sabor agridulce. A mi me gustan mas las operas del siglo XVIII y XIX, especialmente La Flauta Mágica de Mozart o Los Cuentos de Hoffmann de Offenbach. Pero resultó que me encontré con una opera bastante diferente a lo que son las operas del siglo pasado, una opera que se parecía mas a las de Mozart que a las de sus contemporáneos. Y me lleve una grata sorpresa. Se la recomiendo especialmente a los que vivan en Madrid y les apetezca descubrir una bella obra de este autor. La obra se estreno en 1911 y tuvo algo de polémica porque el protagonista masculino (el Caballero de la Rosa) estuvo interpretado por una mujer, y concretamente en el acto I, que sucede en el dormitorio de su amante, se daba lugar a relaciones entre las dos mujeres que generaban confusión. Sobre todo en esa época, hoy en día es totalmente aceptable.

Aquí podéis encontrar el argumento de la opera y un interesante análisis de la misma. Y en esta pagina, del Teatro Real, hay mas información y el enlace para comprar las entradas (si aun se esta a tiempo). La representación en sí estuvo bastante bien, aunque yo no pude ver mucho porque las entradas que compre eran muy arriba en la grada, con poca o nula visibilidad. Pero recomiendo a cualquiera amante de la opera que si puede vaya a escuchar mas que a ver, porque sin duda merece la pena, y sale mucho mas barato. En cualquier caso, la respresentación estuvo muy bien y respetaba mucho el argumento de la obra.

Es posible que ya sea un poco tarde para comprar una entrada para esta obra cuya ultima representación es el 22 de Diciembre, pero si tenéis oportunidad de ir a verla, de verdad, merece la pena el gasto. Ademas de la oportunidad de ver el Teatro Real por dentro. Para los que no lleguen a tiempo, les recomiendo, para junio, La Bodas de Figaro de Mozart.
Publicar un comentario