lunes, 13 de diciembre de 2010

Fotografiando la Reionizacion

Fotografía de el aparato EDGES que se utilizara
Hoy en día esta bastante extendida la idea de que el inicio de nuestro Universo se produjo con una Gran Explosión, en inglés Big Bang, que dio lugar poco a poco, a lo largo de miles de millones de años, a la distribución de la materia que conocemos actualmente. Durante este proceso hubo varios pasos clave que determinaron el devenir de nuestro Universo, uno de los cuales fue la llamada Reionización, durante la cual los átomos de Hidrógeno que existían desde la época de la Gran Explosión se se fueron concentrando en grumos de materia, dando lugar a la formación de las galaxias que conocemos. La formación de estas, y de las estrellas que contienen, generaron ingentes cantidades de radiación que ionizaron los restos de material Hidrógeno que aun quedaban como remanente de la Gran Explosión. Todo esto sucedió hace unos trece mil millones de años, prácticamente cuando el Universo contaba con unos 600 a 900 millones de años de edad. Con la formación de las galaxias la luz comenzó a viajar por el Universo y éste pasó de ser un lugar oscuro a "visualizarse" por primera vez desde el Big Bang.

Ahora dos científicos, Judd Bowman y Alan Rogers, han instalado un espectrometro increíblemente barato y simple en el observatorio de Radioastronomia Murchison, en Australia, con el que pretenden conseguir detectar restos de ese Hidrógeno que existió entre las galaxias durante la Época de la Reionizacion. El aparato, llamado EDGES, es como digo bastante simple, y el presupuesto necesario para implementarlo muy bajo comparado con otros proyectos existentes. Si tiene éxito, lograríamos obtener una vista del Universo primitivo que nos ayudaría mucho a comprender el proceso de formación de las galaxias primigenias, y la evolución del Universo.

Me parece un proyecto muy interesante que de llegar a buen puerto nos abriría las puertas a una nueva forma de ver el Universo. Y de seguro nos permitiría llegar a un mayor conocimiento de esas primeras épocas, cuando todavía estaban creándose las agrupaciones de materia que darían lugar a las formaciones galácticas, y cuando la luz "viajo" por primera vez a través del Universo. Proyectos como este, con bajo presupuesto, son de agradecer en tiempos de crisis y demuestran que se puede hacer ciencia sin gastar grandes cantidades de dinero.
Publicar un comentario