jueves, 16 de diciembre de 2010

Sobre juegos On-Line

World of Warcraft llevó los juegos On-Line a otra
dimensión
Desde hace unos diez años vienen popularizandose lo que se conoce como Juegos On-Line, que son juegos de ordenador que no se juegan "en local", como ha ocurrido tradicionalmente, sino que al ejecutarlos accedes a un servidor remoto, que es el que te proporciona el acceso al juego. De ellos, los que más exito estan teniendo son los Juegos On-Line Multijugador Masivos (MMO), en los que ya no solo te conectas a un servidor externo sino que además interactuas con más jugadores (a veces miles) que estan conectados al mismo tiempo. Teniendo en cuenta la ambientación los mas exitosos son los ambientados en mundos de fantasia (llamados MMORPG, o Juegos de Rol On-Line Multijugador Masivos) en los que se abre la puerta a interpretar tu personaje, siendo los ambientados en fantasías medievales los que se llevan la palma. Entre estos últimos, el más conocido es World Of Warcraft, del que estos últimos días ha aparecido una nueva version, llamada Cataclysm, que lo renueva y le añade nuevas funcionalidades. No es este el lugar para repasar esas nuevas caracteristicas, para ello remito a su pagina web. Baste decir que esta es su tercera expansión, en un juego que ya tiene unos seis años de existencia. Mi experiencia en este juego ha sido intermitente, sobre todo condicionado por el pago mensual al que está sujeto para poder meterse en este mundo. Se ofrece un pago mensual periódico por unos trece euros o bien pagar solo dos meses por unos treinta euros mediante una tarjeta de pago que puede encontrarse en grandes centros comerciales. Sin embargo, he de decir que el juego es tremendamente adictivo, y su ambientación muy atractiva. Es impresionante el mundo que ofrece a sus jugadores, con un trasfondo profundo y bien elaborado. No obstante, tiene un problema, y es que a mi entender termina siendo demasiado repetitivo en cuanto a las misiones que propone. Si bien tiene otras opciones multijugador, como hacer mazmorras o lo que se llaman Campos de Batalla, las misiones principales terminan siendo aburridas y un tanto repetitivas, diferenciándose unas de otras sobre todo en el nivel que exigen para llevarlas a cabo. Con esto no quiero decir que sea un mal juego, todo lo contrario, pero sí se debe avisar de que el aspecto social del mismo es esencial para disfrutar mucho mas de sus posibilidades. Para ello, la existencia de Hermandades a las que puedes apuntarte le da una dimensión bastante mas atractiva al juego.

Pero independientemente de sus ventajas e inconvenientes, he de decir que el hecho de estar sujeto a un pago mensual es un obstáculo para los jugadores ocasionales. Por ello, estos últimos años están proliferando otro tipo de juegos On-Line que son semigratuitos, entendiéndose por tales aquellos que te permiten entrar en el mundo, crearte tu personaje y hacer misiones, pero que para hacer cosas mas avanzadas, como obtener equipamiento especial, hace falta realizar minipagos que te lo facilitan. De estos juegos, el que mas me ha llamado la atención, sobre todo por su similitud al World Of Warcraft (WoW) y por estar traducido al español, es Runes Of Magic. Es tan adictivo como el primero, si bien la calidad gráfica, de ambientación y de presentación de las misiones sea de peor calidad. Sin embargo, tiene un tratamiento de las características de los personajes bastante mas profundo y complejo. Pero sin duda, su mayor atractivo es su gratuidad. Estos días he estado jugando al WoW y debo decir que lo he disfrutado muchísimo, pero se me ha acabado el periodo de prueba y debo pagar ahora una cantidad si quiero seguir jugando. Runes Of Magic me ofrece la posibilidad de seguir disfrutando en un ambiente muy parecido sin pagar por ahora nada.

No digo que no merezca la pena pagar por un juego de las características y de la calidad de WoW, pero si me doy cuenta de que el futuro de los juegos On-Line pasa por permitir introducirte de forma gratuita en el mundo, para después incitarte a hacer un desembolso económico dependiendo de lo mucho o poco que quieras involucrarte en dicho mundo. Una idea que es muy interesante, y a la que supongo tarde o temprano se adherirá WoW.

Mientras tanto, voy a seguir disfrutando, mientras pueda, de estos dos juegos tan adictivos y que tantas posibilidades sociales abren.
Publicar un comentario