jueves, 6 de enero de 2011

Se confirma que en Marte hay materia orgánica

Imagen de la sonda Phoenix, de misión en Marte
Hace treinta años la sonda Viking, de misión en Marte, llevo a cabo una serie de experimentos para tratar de demostrar la existencia de vida en el planeta marciano. Era su misión principal, y del resultado de estos experimentos podía decidirse la continuidad de los viajes espaciales a este lejano planeta. Pero los resultados no fueron concluyentes y demostraron que, sin embargo, los compuestos obtenidos habían sido producidos como resultado de la contaminación de la propia sonda. Por tanto, se abandono la búsqueda de vida marciana y en parte se bajo la guardia respecto a las posibilidades de encontrarla. Pero ahora, treinta años después, se ha descubierto, a través de descubrimientos de la sonda Phoenix de misión en Marte y de  experimentos realizados en el desierto de Atacama,  que el posible material orgánico encontrado en Marte era realmente marciano y no un resultado de la contaminación de la propia sonda.

Este descubrimiento es muy importante, aunque no se deduce de ello la existencia de vida en Marte en el presente o en el pasado. Pero sí es un indicio que puede querer decir que hay o hubo actividad vital en Marte. En concreto, lo que encontró la Viking hace treinta años fueron compuestos orgánicos de clorometano y diclorometano, pero como digo la naturaleza del experimento realizado no permitía dilucidar si estos compuestos provenían realmente del suelo marciano o habían sido traídos hasta allí, procedentes de la Tierra, por la propia sonda. En 2008, sin embargo, la sonda Phoenix, que también fue la responsable del hallazgo de agua marciana, encontró perclorato en el suelo marciano, que es la pieza clave para deducir que allí se produce combustión de material orgánico. Por lo tanto, lo que se descubrió con la Viking era realmente marciano.

Posteriormente, en el desierto de Atacama, se ha realizado un experimento que confirma este descubrimiento. Este desierto es el lugar de la Tierra mas parecido al ambiente marciano y en él se ha descubierto que haciendo los mismos experimentos que realizó en su día la Viking se obtienen los mismos productos orgánicos, es decir clorometano y diclorometano.

La propia NASA ha afirmado que si hace treinta años hubieran llegado a las conclusiones a las que han llegado ahora no hubieran congelado las misiones a Marte, y por tanto quizá ahora ya hubiésemos encontrado vida en el planeta. Pero como quien dice nunca es tarde si la dicha es buena, y la NASA ya esta preparándose para lanzar misiones con destino a Marte dispuestas a estudiar con mas ahínco la presencia de materia orgánica en el suelo marciano. En noviembre próximo esta previsto que el róver Curiosity lleve consigo a Marte un analizador especifico para buscar trazas de material orgánico en el planeta. No es una demostración fehaciente de la existencia de vida en Marte, pero ya es un primer paso.

Con la cancelación de las misiones a la Luna por parte de Estados Unidos, quizá seria una buena idea centrar nuestras expectativas en la búsqueda de vida marciana. Aunque no todo en la exploración espacial es la NASA. Europa, Rusia y la creciente China también están pujando por obtener su sitio. Y más concretamente China, que tiene un gran futuro.
Publicar un comentario