viernes, 9 de septiembre de 2011

Aliens: 25 aniversario de la vuelta de Ripley


Vamos a cargarnos a este hijo de perra ahora mismo…
¿Es posible que la película de Cameron fuera aún mejor que la de Scott? Quizá sería exagerado llegar a esta afirmación, pero si existen dos películas del género cuyas segundas partes fueron al menos igual de brutales que las primeras, esas son sin duda Terminator II yAliens, casualidad o no, ambas dirigidas por James Cameron.
Ridley Scott había consumado una obra maestra en 1979. Había conseguido una obra redonda a bordo del Nostromo, ciencia ficción en estado puro creando un universo asfixiante con un personaje antagonista y una protagonista para la posteridad. Visto así, Cameron lo tenía fácil para que fuera un éxito pero el director no se limitó a repetir la original.
Aliens es la segunda parte perfecta, el complemento que unía definitivamente ambos universos, el de Ripley y el del Alien. Con ella el espectador conseguía casi todas las respuestas a muchas de las preguntas planteadas en la primera parte. Los ciclos de vida de los Aliens, las colonias, su organización en torno a la figura de una Reina… y todo ello sin perder un ápice de los elementos que encumbraron a la cinta de Scott. Sombría, asfixiante o claustrófica, Aliens es Alien con una dosis extra de acción y con un claro y marcado carácter militar que le imprimió Cameron.
No sólo eso, cada detalle por dejar un guión sin vacios entre ambas partes, que dejase finiquitadas cada una de las preguntas que planteaba la primera, acabó conformando nuevos conceptos en la obra. Esta segunda parte fue tan buena que creo una serie de cómics, novelas y videojuegos en torno a los escritos.
Este año se cumplen 25 años de su estreno. Más de dos décadas desde que Cameron recogiera el testigo del genio de Ridley Scott y moldeara la historia en algo más grande. Aunque gran parte del mérito siempre lo tendrá la primera parte del director de Blade Runner, la película por sí misma es un icono de la ciencia ficción que dejó mil y una anécdotas por el camino. Así comenzaba la sinopsis con la que Ellen Ripley acabaría en “casa” de la Reina…
Alien es un organismo perfecto, una máquina de matar cuya superioridad física sólo puede competir con su agresividad. La oficial Ripley y la tripulación de la nave Nostromo se habían enfrentado en el pasado a esa monstruosa criatura. Y sólo Ripley sobrevivió a la masacre. Después de vagar por el espacio durante varios años, Ripley fue rescatada. Durante ese tiempo, el planeta de Alien ha sido colonizado. Pero, de repente, se pierde la comunicación con la colonia y, para investigar los motivos, se envía una expedición de marines espaciales capitaneados por Ripley. Allí les esperan miles de espeluznantes criaturas. Alien se ha reproducido y esta vez la lucha es por la supervivencia de la Humanidad…
  • James Cameron era declarado admirador y fan de la primera parte. Durante la pre-producción de Terminator en 1983 le sugirió al productor David Giler trabajar en la segunda parte. Éste quedó impresionado con los primeros escritos de Cameron, así que le dijo que si Terminator tenía éxito la segunda parte era suya. El final ya lo sabemos.
  • Sigourney Weaver no quería participar en la secuela. Tras hablar con Cameron aceptó y el director se opuso a la idea de la productora de una segunda parte sin Ripley.
  • Syd Mead, creador de los diseños de obras tan grandes como Tron o Blade Runner fue el encargado del diseño del filme.
  • La historia y el claro carácter militar del filme no fue algo casual. Cameron se inspiró en la Guerra de Vietnam para desarrollar la historia de los marines. El concepto se llevó hasta tal punto que los actores que interpretaban a las fuerzas fueron obligados a leer la novelaStarship Troopers y a someterse a entrenamiento militar.
  • Cameron permitió a los actores decorar los uniformes que usaban en la película para darle mayor realismo.
  • Aquí una entrevista con el director dividida en dos clips sobre la producción del filme:
  • El propio Cameron aparece en la película en un cameo. Es el médico que atiende a Ripley cuando sueña que está pariendo un Alien.
  • Uno de los huevos de face-hugger se encuentra actualmente en el museo Smithsonian.
  • La película contó con un presupuesto de 18 millones de dólares.
  • Como toda gran obra del cine que ha pasado a ser parte de nuestra cultura popular, la saga de Aliens ha estado incluida a modo de homenaje en multitud de disciplinas. La segunda parte concretamente ha sido fuente de inspiración para figuras, grabados, cómics o novelas…
  • Las armas utilizadas en la película también recuerdan a las utilizadas por los Marines de Estados Unidos. El rifle de pulsos fue creado a partir de una Thompson SMG y las armas que llevan Vázquez y Drake se crearon a partir de la famosa MG-42 alemana.
  • El final de la película guarda una pequeña sorpresa. En los créditos finales podemos escuchar cómo se abre un huevo de Alien.
  • Solamente una de los sets del rodaje quedó disponible. Fue utilizado para Batman, de Burton.
  • La banda sonora corre a cargo del gran James Horner. Si la BSO te suena de algo es porque Horner tomó prestadas algunas partes de Star Trek III.
  • Aquí una recopilación de las escenas eliminadas que luego aparecieron en el DVD:
  • En la escena final donde Ripley corre huyendo de la Reina Alien con Newt en brazos, los productores le dieron a Weaver un muñeco a escala real para evitar el peso de la joven.
  • La propia Newt, interpretada por Carrie Henn, sería el único papel que tendría como actriz. Sus padres no le permitieron continuar con la interpretación.
  • Para finalizar la pequeña retrospectiva sobre este gran clásico, dos vídeos. El primero se trata del trailer original de 1986. El segundo es un tributo al personaje de Ripley a lo largo de las cuatro películas con Romantic de Howard Hanson de fondo.

Artículo extraído de ALT1040. Autor: Miguel Jorge.


Publicar un comentario