domingo, 23 de octubre de 2011

Democracia con mayúsculas

Fuente: porquenotecallas
Durante esta semana pasada, en España, la actualidad informativa ha estado dominada por un acontecimiento verdaderamente histórico, de gran trascendencia para los españoles. Se trata de la declaración de Cese de la Actividad terrorista de ETA, algo que si bien puede no ser definitivo porque todavía no han entregado las armas, es un paso muy importante que deja muy a las claras que la estructura de la organización terrorista vasca era insostenible en las circunstancias nacionales e internacionales actuales. Mucho se ha escrito estos días sobre la historia de España los últimos cincuenta años alrededor de la actividad de ETA, y mucho también de las posibles consecuencias de su cese de actividad. Mi impresión ante la noticia fue que se trataba de algo muy positivo para lo que significa la libertad y la Democracia, sobre todo para el País Vasco. Da la sensación de que se acaba con el último resto de lo que significó la represión franquista anterior a la transición democrática. Estoy de acuerdo en lo que dicen algunas personas, sobre todo las víctimas, de no ser suficiente. Pero es indudablemente un paso muy importante y necesario para poder dar los demás y definitivos.

Y es ahora, después de la declaración, cuando uno se va dando cuenta de la involución que ha ido caracterizando a ETA en estos últimos diez años. Desde el punto de vista nacional, creo que fue la decisión de ilegalizar los partidos de la izquierda abertzale, si no se mostraban totalmente contrarios al terrorismo, lo que fue dejando poco a poco en desventaja a la organización y aislada de la sociedad. Desde el punto de vista internacional, creo que el atentado de las Torres Gemelas el 11 de Septiembre de 2001 determinó una política antiterrorista que terminó afectando a ETA. Francia se implicó más en el asunto y poco a poco fue desmantelándose cada vez con más intensidad la organización, tanto en España como en tierras galas. Lo que vino después, tregua incluida, no fueron más que intentos por parte de ETA de sostener lo insostenible.

La imagen de políticos vascos visiblemente emocionados, después de tantos años de miedo y represión es realmente impactante. Las posibilidades que se les abren al pueblo vasco son muy interesantes. Y quizá podamos por fin decir, no con la boca pequeña, que España entera vive en Democracia. La posibilidad de que la izquierda abertzale termine con representación en el Parlamento (vasco o nacional) es algo que, desde mi punto de vista, refleja calidad democrática. Porque es ahí donde tienen que defender sus ideas y no poniendo bombas o amenazando.

Y como he leído en alguna parte, ahora es el momento de fomentar la convivencia entre los vascos. Después llegará el momento de la reconciliación.

viernes, 14 de octubre de 2011

¿Quién habla en nombre de África?

Fuente: Costa da Morte
La noticia del secuestro de las dos cooperantes de Médicos Sin Fronteras ha despertado en los últimos días el sentir popular hacia un conflicto y una crisis humanitaria de los que se lleva avisando bastante tiempo. Hace unos meses se "puso de moda" en los medios informativos la situación que se vivía en el Cuerno de África a raíz de un informe en el que se decía que varias zonas de Somalia habían sido declaradas como zonas de hambruna. Todo esto empujó a la población a concienciarse sobre el asunto y sin duda pudo contribuir a mejorar algo la situación en esa zona de África. Sin embargo, el fluir de la información y la llegada de otras noticias más importantes, o más impactantes, fue haciendo desaparecer de los titulares una crisis que deriva de un conflicto que se remonta a principios de los años noventa. Tan solo en algunos medios y de forma muy breve (pongo como ejemplo Los Desayunos de TVE) dejaban un hueco para recordar que la situación crítica no se había acabado. También, con insistencia a tener en cuenta, el humorista Forges en El País firmaba muchos de sus chistes con una referencia a la situación de Somalia, instándonos a un "pero no te olvides" que al menos contribuía a mantener la llama del recuerdo encendida. Ha tenido que suceder algo como este secuestro para que de nuevo los medios de comunicación nos invadan con noticias sobre la hambruna en Somalia, pero sea como fuere, bienvenido. Contribuyo con esta entrada a poner el grito en el cielo ante una situación que es a todas luces insostenible, y que esta provocada en gran parte por la situación especulativa de la economía mundial. La crisis que nos afecta tiene en África consecuencias mucho más trágicas, independientemente de la influencia que pueda tener un conflicto enquistado de más de veinte años (y que por otra parte el mundo Occidental poco se ha preocupado de resolver).



De las informaciones relacionadas con este tema que he ido leyendo estos días me quedo con dos que me han impactado especialmente. Una es el programa especial que RNE ha llevado a cabo esta misma mañana con varios especialistas (aprovechando la presentación de un libro, que algo de interés también había...) y que deja datos tremendos sobre la situación de hambruna mundial y sobre las injusticias cometidas en el reparto de alimentos, fundamentalmente a causa de la especulación alimentaria. La otra información es un artículo de El País de hace unos días (de poco antes de la situación del secuestro) en los que se analiza la especulación, esta vez de los terrenos, que se esta llevando a cabo en muchos países de África. Los países pobres se ven "tentados" a vender parte de sus terrenos a otros países para obtener un beneficio a corto plazo, desplazando a la población autóctona y provocando el empobrecimiento de su propia región. Estos terrenos vendidos son después explotados por el país rico para enriquecer aún más o dar alimento a su propia población, olvidándose de la población autóctona a la que ni siquiera le dan salidas laborales. Esto es una especie de "colonialismo capitalista" que puede tener consecuencias imprevisibles, porque muy posiblemente detrás de la compra de estas tierras hay intereses especulativos y empresariales con poco interés humanitario. Al final va a ser verdad que todo tiene un precio...

jueves, 13 de octubre de 2011

Dennis Ritchie nos dejó



Steve Jobs. Fuente: mcPro
Hace unos días el mundo entero se tambaleó ante la noticia de la muerte de uno de los emprendedores y tecnólogos estadounidenses más importantes de los últimos tiempos. Steve Jobs nos dejaba con un legado que será difícilmente superable por una empresa que tendrá que aprender a inventarse a si misma para conseguir ir hacia adelante sin su mayor valedor. Apple fue un desastre, y estuvo a punto de irse a pique, sin Jobs. Y ahora tiene que demostrar que eso no volverá a repetirse. Pero independientemente de su influencia y de lo determinante que fue para la empresa que creó, Jobs fue capaz de llegar al usuario final como ningún otro empresario del mundo tecnológico ha logrado. Se puede criticar, desde el punto de vista de un desarrollador informático, su obsesión por cerrar su tecnología a modificaciones externas, pero es indudable de que con eso también conseguía un producto mucho más atractivo y estable que los que ofrecía la competencia. Si quieres desarrollo sin cortapisas lo mejor es cualquier cosa menos Apple. Si quieres que tu aparato funcione sin problemas, lo mejor es sin embargo cualquier producto de la manzana.

Dennis Ritchie. Fuente: Le Journal Du Geek
Pero hoy me he enterado de una noticia que, desde mi punto de vista personal, es más triste. Y es la muerte de Dennis Ritchie. Otro "guru" de la informática, programador creador de un lenguaje de programación que ha determinado todo el desarrollo posterior. Fue el desarrollador del lenguaje C, a partir del cual se desarrollo el sistema operativo UNIX (del cual parten otros tan famosos como Linux o el mismo MAC OS X de Apple). Para mi, fue el creador del lenguaje a partir del cual me inicié en la informática. Fue mi lenguaje informático nativo, y a partir del cual aprendí todos los fundamentos de la programación. Mi visión de la informática sería otra muy diferente sin el aprendizaje que me proporcionó el lenguaje C. Y aunque Dennis Ritchie no tuvo la trascendencia mundial, a nivel mediático, que ha tenido Steve Jobs, sí fue tan trascendental para el desarrollo de la informática actual como este último.

La informática va llegando a su madurez, y vamos viendo a grandes tecnólogos que se van convirtiendo en venerables maestros. Y que nos van dejando.

lunes, 3 de octubre de 2011

El peligro de una crisis en China

Fuente: lainformacion.com
Moises Naím publica hoy en el País un interesante artículo alrededor del cual se ha creado un debate sobre las consecuencias de que la crisis se deje notar en un país tan grande y de tal peso económico como es China. Con un sistema político alejado de el de las democracias occidentales, dictatorial y represivo, las posibilidades de la aparición de revueltas sociales no son para nada descartables. Unas revueltas que podrían contenerse mientras el país disfrute de bonanza económica, pero que pueden surgir si comienza a sufrir seriamente el contagio de la crisis en Europa y Estados Unidos. Naím expone diversas causas, no solo económicas, por las que pudiera de alguna forma encenderse la chispa del desorden. Y entre ellas no es menos importante la ecológica, habida cuenta de los mensajes ciertamente alarmantes de contaminación de todo tipo que nos llegan de China (información que ya ha pasado por filtros de censura, todo hay que decirlo, por lo que puede ser la "punta del iceberg" de una situación mucho más grave). Hace un tiempo leí un artículo sobre la contaminación de los ríos en China que era realmente preocupante. 



Y no es menos grave el desorden social que puede originarse a partir de las expropiaciones forzosas que, según Naím, son moneda común en China, sin contraprestación económica de ningún tipo. Los campesinos pierden sus tierras y son forzados a trasladarse a las ciudades, donde les espera una situación de pobreza insostenible. Porque otra de las lacras que parece estar arrastrando China es el aumento de las desigualdades (en un país que se las da de comunista), existiendo cada vez más una distancia mayor entre los más pobres y los más ricos. Da la sensación de que en China está entrando a espuertas el Capitalismo, pero para nada la Democracia, y eso puede dar lugar a una situación poco sostenible, con alteraciones sociales cada vez más frecuentes, y quizá con una revolución social parecida a la de la Primavera Árabe de comienzos de año, pero con la diferencia de que en este caso no hablamos de países "pequeños" poblacionalmente, como Libia o Túnez (y con poca influencia internacional a nivel global) sino de un grandísimo país, el más poblado de La Tierra, y con un peso económico tremendo (la segunda economía tras Estados Unidos). La situación que propone Moises Naím puede no darse si China continúa creciendo, como viene haciendo en estas últimas décadas, a buen ritmo, pero si se ve contagiada por la situación mundial de crisis no es descartable que algunos de esos escenarios aparezcan. No hay que olvidar que la economía china se sustenta con la deuda del resto de países y con las exportaciones. Si el resto del mundo no puede pagarle, su economía podrá resentirse.

Para terminar dejo una conferencia de los TED Talk hablando precisamente de la situación en China, del futuro que se le abre a las jóvenes generaciones, y de la posibilidad que brindan Internet y las redes sociales para lograr que los derechos sociales se respeten en este país. Discurso de Yang Lan (subtitulado en inglés).