jueves, 13 de octubre de 2011

Dennis Ritchie nos dejó



Steve Jobs. Fuente: mcPro
Hace unos días el mundo entero se tambaleó ante la noticia de la muerte de uno de los emprendedores y tecnólogos estadounidenses más importantes de los últimos tiempos. Steve Jobs nos dejaba con un legado que será difícilmente superable por una empresa que tendrá que aprender a inventarse a si misma para conseguir ir hacia adelante sin su mayor valedor. Apple fue un desastre, y estuvo a punto de irse a pique, sin Jobs. Y ahora tiene que demostrar que eso no volverá a repetirse. Pero independientemente de su influencia y de lo determinante que fue para la empresa que creó, Jobs fue capaz de llegar al usuario final como ningún otro empresario del mundo tecnológico ha logrado. Se puede criticar, desde el punto de vista de un desarrollador informático, su obsesión por cerrar su tecnología a modificaciones externas, pero es indudable de que con eso también conseguía un producto mucho más atractivo y estable que los que ofrecía la competencia. Si quieres desarrollo sin cortapisas lo mejor es cualquier cosa menos Apple. Si quieres que tu aparato funcione sin problemas, lo mejor es sin embargo cualquier producto de la manzana.

Dennis Ritchie. Fuente: Le Journal Du Geek
Pero hoy me he enterado de una noticia que, desde mi punto de vista personal, es más triste. Y es la muerte de Dennis Ritchie. Otro "guru" de la informática, programador creador de un lenguaje de programación que ha determinado todo el desarrollo posterior. Fue el desarrollador del lenguaje C, a partir del cual se desarrollo el sistema operativo UNIX (del cual parten otros tan famosos como Linux o el mismo MAC OS X de Apple). Para mi, fue el creador del lenguaje a partir del cual me inicié en la informática. Fue mi lenguaje informático nativo, y a partir del cual aprendí todos los fundamentos de la programación. Mi visión de la informática sería otra muy diferente sin el aprendizaje que me proporcionó el lenguaje C. Y aunque Dennis Ritchie no tuvo la trascendencia mundial, a nivel mediático, que ha tenido Steve Jobs, sí fue tan trascendental para el desarrollo de la informática actual como este último.

La informática va llegando a su madurez, y vamos viendo a grandes tecnólogos que se van convirtiendo en venerables maestros. Y que nos van dejando.
Publicar un comentario