miércoles, 9 de noviembre de 2011

Negro sobre blanco

La Comunidad de Valencia otorgó hace unos años al famoso arquitecto Calatrava el proyecto de construcción de un conjunto de torres, para lo cual recibió un presupuesto público de 15 millones de euros. Hoy aún no se ha levantado una piedra pero el arquitecto se ha llevado íntegramente el dinero. Según la noticia, el derroche municipal NO ES DELITO, por lo que no parece que vaya a pasar nada.

En Baleares, un conglomerado de empresas ocultas bajo una ONG lograron durante varios años inflar sus cuentas para recibir mucho más dinero público del que pretendían gastarse con el fin de obtener ingentes beneficios fraudulentos. El "realísimo" Iñaki Urdangarín podría estar involucrado. Pidieron a las arcas públicas 2,3 millones de euros para realizar apenas dos conferencias que se estima no salieron por más de 200.000 euros cada una. Pero, en principio, NO ES DELITO sacar beneficios de lo que obtienes de lo público.

En Galicia, un empresario ha acusado al Ministro de Fomento José Blanco de haber recibido un soborno de varios cientos de miles de euros para facilitarle sus gestiones empresariales. Según la versión de Blanco coincidió con él y le conocía pero jamás aceptó ningún soborno. Tan solo se limitaba a facilitar esas gestiones sin ánimo de lucrarse. Por lo visto el tráfico de influencias NO ES DELITO.

Como consecuencia de la crisis en España, varias entidades financieras han tenido que ser rescatadas con dinero público. A pesar de ello, la ética interna de sus dirigentes no les ha impedido gestionar ese dinero de rescate como mejor les ha venido, y recibir indemnizaciones y pensiones multimillonarias. Puede ser inmoral pero por lo visto NO ES DELITO.

En Grecia se descubrió cuando llegó el nuevo gobierno (que va a ser cesado) que las cuentas públicas de este país estaban falseadas y que tenían un déficit cuatro veces superior al que habían declarado a la Unión Europea. Esta situación está llevando a todo el proyecto de la Unión a su desmoronamiento. Ha tocado rescatar varias veces el país con dinero público de todos los europeos. Sin embargo, la persona que al parecer asesoró a Grecia para falsear sus cuentas y lograr entrar en la zona euro a pesar de no cumplir sus requisitos, Mario Draghi, es ahora la encargada de gestionar el Banco Central Europeo, es decir, entre otras de tratar de resolver la situación. Por supuesto, NO ES DELITO aconsejar la ocultación de presupuestos.

A nivel internacional, la crisis global que afecta a todo el mundo occidental fue originada por una especulación desmedida de una serie de personas con mucho poder financiero que engañaron a sus clientes para que adquiriesen créditos que no podrían pagar, con el fin de obtener ingentes beneficios. Hoy en día han recibido rescates financieros multimillonarios con dinero público, pero no han pagado por su mala gestión, porque NO ES DELITO.

Fuente: El blog de Juanjo
Autor: El Roto
Algo huele a podrido en Dinamarca...
Publicar un comentario