martes, 11 de diciembre de 2012

La Realidad Oculta, de Brian Green


Desde que era muy joven me han interesado los libros de divulgación científica. De hecho siempre quise (hasta que el destino me llevó por otros derroteros) haber desarrollado mi formación en el campo de la física. Pero no por ello dejé de leer primero libros de ciencia ficción (guardo un gran recuerdo de la serie Fundación de Isaac Asimov) para después ir acompañando estas lecturas de libros divulgativos de mayor o menor complejidad (a partir de la ineludible lectura del Cosmos de Sagan). La última de estas lecturas es La Realidad Oculta, de Brian Green. Y voy a aprovechar este blog personal para hacer una breve reseña y opinión del libro. Para que cualquiera que tenga interés en su lectura se pueda hacer una idea de lo que le espera y pueda valorar si le merece la pena la adquisición.

Ya para empezar mi opinión no es muy positiva, aunque no por ello dejo de recomendar su lectura para poder disfrutar del acceso a un campo complejo de la física explicado con claridad en buena parte de la obra. Básicamente lo que no me gusta de La Realidad Oculta es la parte excesivamente especulativa del final (abordando realidades paralelas que sobrepasan el campo de la ciencia para invadir en exceso el de la ciencia ficción), así como determinados fragmentos en los que el autor se enreda en exceso en sus argumentos haciéndome perder el hilo de la lectura en más de una ocasión. Y no porque los conceptos que explique sean complejos (que lo son, pero Brian Green los sabe "aligerar" excelentemente) sino porque se lía con las frases y al final se pierde un poco el interés de lo que está contando. Debido a ello, mi impresión general ha sido que Brian Green empieza maravillándote y acaba un poco aburriéndote.

Lo positivo de la obra es, sobre todo, el contenido. Hacer una recopilación de los diferentes Multiversos que el desarrollo científico de los siglos XX y XXI han podido elucubrar a partir de las teorías más o menos establecidas me ha parecido apasionante. Llegando al punto culminante con la propuesta de Multiverso que surge de la Mecánica Cuántica (la llamada Teoría de los Muchos Mundos de Everett). Pero no por ello hago descrédito de la forma de divulgar de Brian Green. Quizá le falte el sentido tan cercano de Carl Sagan (algo realmente complicado de repetir) pero creo que es de los mejores divulgadores que tenemos actualmente. Algo que considero imprescindible para hacer llegar la complejidad de la ciencia a los que no tenemos formación en la misma.

Si tuviese que poner una nota a la obra, para haceros así una idea de mi valoración, le pondría un 6.8. No es una nota muy alta, pero insisto en que mi valoración es positiva.

Para acabar dejo un enlace a un artículo que ha aparecido hoy mismo y que habla precisamente de uno de los posibles Multiversos que ha predicho la Ciencia: El Multiverso Simulado. ¿Te asombra cómo viven los Sims? ¿Y si te dijera que podrías ser uno de ellos?

Postdata: No me olvido de la aparición que hizo Brian Green con motivo de la promoción de su libro en la serie The Big Bang Theory, del que os dejo el fragmento correspondiente en español.





sábado, 8 de diciembre de 2012

La erosión de la Política

La erosión de la Política
Europa Press

12 de Mayo de 2010

El Gobierno de Jose Luis Rodriguez Zapatero anuncia una serie de medidas de ajuste que claramente van en contra de los objetivos marcados por su Gobierno en las anteriores elecciones nacionales y que suponen incluso una desviación de los ideales de su partido. Esta fecha marca un antes y un después en la trayectoria del Gobierno de Zapatero, perdiendo desde entonces toda su credibilidad y protagonizando una caída libre que ha supuesto una crisis profunda de identidad en el Partido Socialista. La población ya no cree en un partido que pudo traicionarse tanto a si mismo. La izquierda perdió el rumbo y ha dejado de ser una opción fiable de gobierno.

Como se demuestra en el discurso de Zapatero todas esas medidas iban encaminadas a reducir un déficit que nos estaba ahogando (entonces no nos imaginábamos cuánto...), anteponiendo el pago de una deuda acumulada a derechos fundamentales de los ciudadanos. Y por primera vez nos daba la sensación de que ese señor que nos anunciaba esas terribles medidas en el Congreso no hablaba en nuestro idioma, sino en el idioma de los mercados.

27 de Septiembre de 2011

Con un Gobierno Socialista que languidecía cada vez con más intensidad, y una oposición Popular crecida de apoyo ciudadano e ilusionada de poder embridar la difícil situación económica mediante la aplicación de una serie de medidas que solo ellos conocían, se llevó a cabo un siguiente paso crucial en la disminución del derecho ciudadano y el aumento de las preferencias económicas. En un tiempo récord Zapatero y Rajoy acordaron un cambio constitucional que supuso ni mas ni menos que dar absoluta prioridad al pago de la deuda sobre cualquier otro gasto, fuese este para construir un aeropuerto sin aviones o para dar de comer al hambriento. De repente un texto que parecía inviolable fue modificado en apenas tres semanas y sin hacer demasiado ruido. No creo que tengamos otra oportunidad en nuestras vidas de volver a presenciar un cambio constitucional de tal calibre. 

De nuevo tuvimos la sensación de que aquéllas palabras añadidas en el nuevo texto constitucional no estaban escritas en nuestra querida lengua hispánica, y que no iban dirigidas a aquéllos que la votaron, que la estudiaron de pequeños y que la aceptaron como el texto fundamental de su régimen democrático. Un texto en el que aparece el Rey, aparece el Gobierno, aparecen las Autonomías, aparecen incluso las libertades de los ciudadanos,... pero en el que de repente también aparecieron los mercados.

30 de Noviembre de 2012

Cuando estaba a punto de cumplir un año de gobierno el Partido Popular, y con un partido socialista prácticamente desaparecido, asistimos al último coletazo de toda la serie de recortes aplicadas por Mariano Rajoy, y que culminarían con el incumplimiento de la penúltima promesa que le quedaba por incumplir. El Gobierno, acuciado por la Crisis y por las presiones de Bruselas, decide no revalorizar las pensiones, es decir, quitar poder adquisitivo a los mayores, a la vez que abre la puerta a la posibilidad de recurrir con más libertad al dinero que se tiene reservado para el sostenimiento de las pensiones, acumulado para cuando el envejecimiento de la población sea insostenible (la llamada "hucha de las pensiones"). No tanto la medida como la historia de todo lo anterior (al igual que sucedió con Zapatero en 2010) pueden suponer el enterramiento político de Rajoy, o cuanto menos la pérdida total de credibilidad cuando aún no ha cumplido un año de mandato.

Y de nuevo tenemos la sensación de que, a pesar de la realidad (y a pesar de las palabras de nuestro gobernante) estas decisiones han sido impuestas desde fuera, y por personas de traje y corbata y con mucho (mucho) dinero y poder. La diferencia es que desde 2010 hasta aquí hemos ido perdiendo la ingenuidad y ya no nos damos ni el beneficio de la duda. Ya ni siquiera aceptamos la resignación.

***

La pregunta es si es sostenible este ritmo tan acelerado de desgaste político y de descrédito ciudadano. El socialismo prácticamente anuló la confianza de sus votantes en apenas dos años (cuando no en aquél único y fatídico 10 de Mayo), mientras que los conservadores, partiendo de una cómoda mayoría absoluta pueden haber comenzado un serio declive a partir de la decisión tomada con las pensiones (teniendo en cuenta que ya la única promesa que queda es el cumplimiento del déficit, es decir, el cumplimiento de aquél cambio constitucional hecho con tanta alevosía una tarde de verano).

No se vosotros, pero yo tengo la sensación de que tras el PP ya no queda más que una solución, a ojos de Bruselas: una Tecnocracia, que no es otra cosa que matar la política para, menos disimuladamente, dejar que sea el Mercado el que acoja el Poder. Y eso solo me lleva a una conclusión y deseo: que no se equivoque el PP, que levante esto y que nos saquen del agujero los nuestros, los que hemos votado democráticamente, los que hablan nuestro idioma (aunque a veces parezca que vienen de otro planeta).


lunes, 26 de noviembre de 2012

La Cataluña fragmentada

Gana Artur Mas, pero su desafío soberanista le cuesta 12 escaños
20minutos


No tengo mucha idea de política, y mucho menos de política catalana, pero la trascendencia de las recientes elecciones en Cataluña y la reacción de los electores a toda la parafernalia montada a su alrededor (con sentimientos nacionalistas y ataques más o menos encubiertos a dirigentes por una presunta trama de corrupción) han llamado mi atención y me han hecho interesarme en un acontecimiento que puede determinar la política a nivel nacional los próximos años. Y no estoy hablando de el derecho a decidir de los catalanes ni de las consecuencias del informe policial publicado recientemente por el periódico El Mundo, sino de la influencia que puede ejercer a nivel nacional que una autonomía tan importante para España como es Cataluña se haya convertido, tras las Elecciones de ayer, en una región mucho más inestable. Aun así creo que si hay que responsabilizar de esa inestabilidad a alguien, no es a CiU y su deriva nacionalista, ni a El Mundo y sus filtraciones (ya nada sorprendentes por otras sucedidas en el pasado), sino a ese movimiento tan multitudinario del 11 de Septiembre que despertó un sentimiento nacional catalán que se ha demostrado en estas elecciones a través de ERC. Artur Mas intentó montarse en el caballo del nacionalismo y acabó por los suelos y pateado.

Sin embargo, lo que ha prevalecido además de ese sentimiento nacionalista representado por ERC ha sido esa crisis tan profunda que estamos sufriendo en todo el país, y que en mi opinión ha determinado que el voto de CiU haya podido perderse en otras formaciones. Por muy alto y claro que sonase el discurso nacionalista y la independencia de Cataluña, no ha conseguido acallar el problema evidente de Cataluña, evidente y acuciante: la crisis económica. Esa creo que es la razón principal de que CiU haya perdido las elecciones. Posible es, incluso, que si se hubiesen centrado en el tema económico, y preocupado en explicar a los ciudadanos catalanes las razones de sus políticas (durísimas) de recorte, otro gallo cantaría. La población (en Cataluña y en toda España) esta desorientada con la política llevada a cabo por nuestros dirigentes y responde fragmentando el voto y abandonando formaciones tradicionalmente en el poder. Algo que probablemente pasará a nivel nacional cuando poco a poco los votantes del Partido Popular vayan saliendo del desengaño de las últimas Elecciones Generales. No olvidemos que las ganó el PP prácticamente con el mismo número de votos que las anteriores, luego lo que ha habido es una fragmentación tremenda de toda esa izquierda socialista actualmente desencantada y desengañada con el PSOE.


domingo, 28 de octubre de 2012

Zygmunt Bauman y sus pensamientos líquidos


Zygmunt Bauman
No me sale el Yoga

Vivimos en un mundo líquido. Esa es al menos la postura de Zygmunt Bauman ante la deriva de la historia de la Humanidad durante la segunda mitad del Siglo XX y principios del XXI. Y ciertamente leyendo un poco de su filosofía te das cuenta enseguida de lo acertado de sus argumentos. Durante años he oído hablar una y otra vez sobre la volatilidad del mundo actual, de cómo la información se va relativizando, de lo difícil que nos resulta cada vez más centrar nuestra atención en cosas concretas, físicas. Pero nunca antes había oído comparar esta situación actual con los fluidos. Y es que más que gaseosos, por supuesto más que sólidos, actualmente somo cada vez más líquidos. Líquidos para pensar con claridad, líquidos para tener ideologías, líquidos para tener pensamiento propio. Nos adaptamos a los cambios pero nunca de forma definitiva. Siempre preparados para el nuevo acontecimiento que nos llegue. Lo vemos cada día en Internet, pero da la sensación de que es un proceso que bien puede remontarse a todos los avances surgidos durante el siglo pasado. Ya ni siquiera las guerras son absolutas, es como la aplicación del Principio de Relatividad de Einstein a todos los órdenes de nuestra existencia.

La idea es tan sencilla como efectiva y clarificadora. Igual que un líquido no tiene forma concreta, igual que se adapta a la forma de lo que le contiene, de la igual manera  nosotros nos adaptamos al contenido de una moda, a una forma de gobierno o a una forma de pensar. Es la única manera de conseguir acaparar toda la cantidad de información y sucesos que nos invaden cada vez más en nuestra vida cotidiana. El paralelismo más claro lo encontramos en Internet, pero también en la forma de transmitir la información en otros medios, como la Televisión, los Periódicos o la Radio, donde lo que prima es la noticia en forma de píldoras que solo nos incitan a ingerir el acontecimiento sin digerirlo, sin meditarlo, sin darnos cuenta de su trascendencia o de la influencia que pueda tener en nuestra persona o en nuestra forma de comportarnos hacia los demás.

Tanto el artículo que he leído, perteneciente a una sección de una página web que en principio no tendría mucho que ver con tamaña reflexión, como el vídeo que le acompaña, a través de una larga entrevista con Zygmunt Bauman realizada por un medio holandés, me han parecido muy buenos, y por eso me he animado a ponerlos en mi blog. El artículo y sobre todo el vídeo no tienen desperdicio. Sobre todo las reflexiones filosóficas de Zygmunt sobre el estado actual de la Crisis Económica, de cómo la afrontamos y de el peligro que corremos si en vez de optar por encontrar una solución definitiva tratamos de volver a una normalidad que, en principio, nos llevó a esta situación. ¿Salvar a los bancos? ¿Hasta cuando? ¿Achicamos agua hasta que el barco se hunda por completo o tratamos de tapar el agujero por donde entra todo el agua? ¿Seguimos líquidos, capaces de todo y de nada a la vez, o nos definimos y avanzamos por fin con rumbo claro y fijo?

Aunque no lo parezca, el presente sigue siendo nuestro y el futuro sigue dependiendo de nosotros. Solo tenemos que adaptarnos a un mundo globalizado en el que las políticas locales ya no tienen sentido.

No se si ha quedado muy claro el pensamiento de Zygmunt Bauman, pero aquí dejo el enlace al artículo donde quizá se exponga con mejor profundidad, y donde se encuentra la videoentrevista a la que hago referencia.


lunes, 20 de agosto de 2012

Sin Ella



Quién pudiera imaginar...
Quién pudiera esperar...
Cuando más cerca le tenía
más lejos se perdió.
Cuando su vela se apago
¡en todo tinieblas sucumbió!

Perdió toda esperanza
Su estrella...murió
y ni toda la fuerza del Mundo
pudo impedir que cayera,
para renacer...con ella.
En otro mundo, en otra Estrella
con más Esperanza
con más Sentido

Con más Vida

Se perdió,
y sin Ella
ya nunca Volvió.





lunes, 6 de agosto de 2012

La Curiosity salvó al gato (de Schrödinger)


Sombra del Curiosity sobre Marte
Galería de Imágenes de la NASA

Esta fotografía representa un hito histórico en el avance de la Humanidad, no porque hayamos llegado a Marte (algo ya logrado), sino porque se ha hecho con un artilugio complejo y pesado, todo un laboratorio científico que puede aportarnos mucho conocimiento del Planeta Rojo. Y porque además se ha conseguido llevar a cabo a pesar de las dificultades económicas que arrastra el mundo occidental desarrollado desde 2008. Una demostración, una vez más, de que con la Mecánica Newtoniana que nos enseñan desde pequeñitos en el colegio se puede enviar un aparato a una distancia tan grande en el espacio y acertar en el blanco.

Esta fotografía, con la imponente sombra de la mole que es el Curiosity (tiene el tamaño de una tanqueta) me parece especialmente significativa. Es de las primeras que ha recibido la NASA esta misma mañana como confirmación de su aterrizaje y del éxito de la misión, aunque aún le queda mucha vida por delante a este artilugio, que es un poco de todos. No en vano, los españoles también ponemos nuestro pequeño granito con una estación meteorológica (quién iba a decirnos que ver todas las tardes al Maldonado nos serviría de provecho...).

Por Twitter algún cachondo especulaba con la idea de que la Curiosity equivocase la trayectoria y se estampase contra la Opportunity, colmo de la mala suerte. Este comentario da una idea de cómo poco a poco vamos colonizando el planeta marciano. Curiosity no estará solo por esos parajes rojizos y desiertos.

Otra fotografía de más calidad es la que dejo a continuación, una vez filtrado todo el polvo marciano producto del amartizaje. Significativo también el detalle de una de las patas del Curiosity firmemente asentada en el terreno. Éxito absoluto.

Francis (th)E mule



miércoles, 4 de julio de 2012

Confirmación del Higgs casi fuera de toda duda



CERN

Lo que esta imagen, sacada de la conferencia de esta mañana del CERN, quiere decir es que hay una alta probabilidad de haber encontrado la Partícula de Higgs compatible con el Modelo Estandar de Física de Partículas. Un hito científico que puede figurar en los anales de nuestros avances en el conocimiento de la estructura del Universo.


jueves, 26 de abril de 2012

Una televisión pública para todos

RTVE
paratuandroid.com


La Democracia es quizá la forma de gobierno más cercana a un sistema político equilibrado en el que pueda tener cabida el librepensamiento; y mediante una representación de la ciudadanía consigue hacer llegar la voz del pueblo a los gobernantes, a través de herramientas como el Parlamento. Pero este sistema no es perfecto, y los seres humanos por nuestra parte tendemos a cometer errores, a transitar por caminos equivocados, o lo que es peor, a volver a tropezar con la misma piedra. Cuando esto ocurre en Democracia, lo que se interpreta es que ha habido un paso atrás en la eterna conquista de nuestras libertades individuales y de la población en general. Ese tropezar en la misma piedra, o más bien paso atrás, es la sensación que me produce la reciente decisión del gobierno del Partido Popular de modificar por Decreto Ley el sistema a través del cual se elige al director de la corporación pública Radio Televisión Española.

El Partido Popular aduce en su defensa que la falta de acuerdo entre los dos partidos mayoritarios, y sobre todo el ansia de bloqueo del partido socialista, les ha obligado a tomar una decisión que, ante la falta de dicho acuerdo, les permite decidir con el consenso de la mayoría absoluta de la cámara del Congreso. Pero dados los resultados electorales últimos esto permite al Partido Popular tomar esa decisión en solitario. Independientemente de la capacidad o incapacidad de llegar a un acuerdo entre los dos partidos mayoritarios, no se puede por decreto establecer que por defecto uno solo de ellos pueda decidir por su cuenta, porque entonces se está deslegitimando totalmente el consenso que debería conseguirse. El Partido Popular no atenderá a razones porque sabe que si no se ponen de acuerdo, ellos tienen la última palabra; mientras que el PSOE, probablemente para actuar de víctima y culpar así al PP, deje morir un posible acuerdo para retratar al partido del gobierno.

Mala decisión, sin duda, para una de las mejores televisiones públicas de la Democracia.




jueves, 5 de abril de 2012

El niño mimado de Occidente

Biografías y Vidas

Muchas veces se habla en foros de discusión o en tertulias, especializadas en un tema en concreto, sobre otros temas que no tienen nada que ver con la especialización, pero que dan la oportunidad a los contertulios de compartir sus puntos de vista con respecto a zonas de conocimiento alejadas de aquellos campos que dominan. No está para nada reñido que un científico opine de música o que un músico critique un campo científico. Que luego aparezcan determinados especialistas quizá un tanto intransigentes que no transijan ante opiniones alejadas de su mundo es algo también inevitable, pero en cualquier caso es necesario que se abra siempre un diálogo frente a cualquier tema que nos permita evitar llegar a extremismos violentos de los que después es muy difícil salir. En el caso de las ideologías, la política o la religión el asunto a este respecto es especialmente delicado, pues entran en juego valoraciones muy subjetivas y personales ante las cuales nos podemos sentir ofendidos si estas son atacadas.

Hace un par de días salió publicado en un medio de comunicación alemán un poema del escritor y premio Nobel Günter Grass en el que trataba de dar su opinión sobre el estado actual de la política en Oriente Próximo y a propósito del conflicto cada vez más patente entre Israel e Irán (traducción en El País). Un conflicto que parece tomar cada vez un cariz más cercano a la clásica confrontación entre Occidente y Oriente, con todo lo que ello significa. Dicho poema era en realidad un artículo de opinión velado en el que utilizando su habilidad para la expresión daba su parecer sobre una escalada bélica que ninguna de las dos partes parece querer poner fin. Desde su punto de vista de alemán, e incluso de miembro de las SS en su juventud, ha querido dejar constancia de lo que a su parecer piensa que está haciendo el mundo occidental, en general, y Alemania en particular, para pedir el perdón de los judíos ante la barbarie que se cometió sobre ellos durante la Segunda Guerra Mundial. Según Grass, el Holocausto fue un crimen horrible del que participó directa o indirectamente todo el Pueblo Alemán, pero que no exime a Israel de cualquier acto que pudiese cometer entonces o en el futuro contra ellos o contra cualquier otro. A este respecto menciona la entrega de Alemania de un submarino a Israel con un objetivo claramente bélico, así como la pasividad de Occidente ante el desarrollo nuclear de este país a la vez que claman al cielo ante cualquier atisbo de que hagan lo mismo los iraníes. Da la sensación de que los israelíes se ganaron en su momento el calificativo de víctimas, con pleno derecho a defenderse, y que cualquiera que amenace minimamente su existencia se convierte en verdugo de hecho que merece caer en la mayor de las ignominias.

Estoy plenamente de acuerdo en lo que expresa Grass en este poema, y no acabo de comprender las numerosas críticas que está recibiendo, sobre todo, claro, de fuentes germanas e israelíes. Es más que patente que Israel posee armas nucleares (del mismo tipo que las que quieren prohibir por todos los medios a Irán), y sin embargo la amenaza se está dirigiendo hacia un país que es extremista y no precisamente democrático pero que hasta ahora no ha dado pruebas de que disponga de bombas atómicas, sólo de que es posible que las desarrolle. La política de prevención utilizada entonces para atacar Irak, quiere usarse ahora para hacer lo propio con Irán, consiguiendo al mismo tiempo volver a calmar los ánimos vengativos de los judíos por unos hechos que ocurrieron, indudablemente, pero de los que no somos todos culpables. Al mismo tiempo, Israel considera que es justificado reprimir de la manera que lo está haciendo al pueblo palestino, levantando muros al modo del de Berlín y prohibiéndoles necesidades básicas e incluso la posibilidad de ganarse su derecho a ser también un pueblo y un país reconocido por la legislación internacional.

No estoy en contra del derecho de los judíos a vivir en su tierra, a tener un país, a ser considerados un pueblo, pero cuando las ideologías son favorecidas de la manera que lo esta siendo esta, retirando el derecho de otras formas de pensar a encontrar también su hueco, se está abonando el campo hacia un extremismo que se cree legitimado para cometer cualquier acto contra sus posibles enemigos.

Hay que ponerle un límite al niño mimado de Occidente.

Poema de un alemán (José María Ridao, El País)



Socialismo o Barbarie

domingo, 22 de enero de 2012

La teoría de la "Megaconspiración"

Taringa!
Estos últimos días el mundo de Internet se ha visto sacudido por un fenómeno que no se producía desde los primeros tiempos de la popularización de la red de redes. Me refiero a la situación que se dio, allá en los comienzos de este siglo, con el portal Napster, y que ahora se repite a nivel audiovisual con Megaupload. Lo que entonces era una red Peer To Peer de compartición de archivos, ahora se trata de un servidor que proporciona la información a todo aquel que se la solicite. Como entonces, la herramienta que se ponía a nuestra disposición es muy útil y poderosa, pero también susceptible de ser utilizada para fines fraudulentos. Y es esa susceptibilidad la que ha llevado a Megaupload, como entonces Napster, a su cierre. Es difícil encontrar a algún usuario de Internet que no conozca ni haya utilizado Megaupload, ya sea para guardar su información personal, o para bajarse alguna canción o película que no puede encontrar por los cauces habituales. Por mi experiencia, debo decir que gracias a servicios como Megaupload he accedido a películas que eran muy difíciles de encontrar, y que gracias a este servicio he podido disfrutar. Pero también era una herramienta que utilizaban muchas personas para poder guardar su información en la Nube y así tenerla disponible donde quiera que fuesen de una forma sencilla e inmediata. Según mi opinión, el cierre de Megaupload es una forma excesivamente radical de terminar con un servicio que tenía muchos usos, no sólo los dudosamente legales. Es como si se prohibiesen los cuchillos por su susceptibilidad para producir daño.

Pero es que además es, como tantas otras veces, una manera poco sutil de intentar ponerle puertas al campo. Existen muchas otras vías por las que se puede conseguir la misma información, y el tema de el mal uso de Megaupload afectará un tiempo a su sistema pero al poco tiempo se recuperará y aparecerá a través de otros servicios. Pasó con Napster, y pasará ahora de la misma manera. Pero el perjuicio que han ocasionado a las personas que usaban este servicio legalmente, y que pagaban una suscripción, me parece más grave.

Soy de la opinión de Enrique Dans, famoso bloguero, de que el buen o mal uso que se haga de Internet depende de lo que se nos ofrezca. Si yo no puedo acceder a determinado catálogo de música porque hay una serie de restricciones geográficas o económicas demasiado estrictas o abusivas, sabiendo que esa información está sin embargo disponible de manera casi inmediata en la Red es muy fácil optar por esta última para por lo menos obtener lo que se busca. A pesar de que de esa manera contribuimos a un negocio que puede estar fuera de la ley. La única manera de terminar con esto es proporcionar un negocio legal lo suficientemente atractivo y al que los usuarios puedan acceder sin restricciones abusivas.

En este sentido, y en este último año, sí se va notando un avance en la aparición y buen uso de servicios legales de música o cine. Me vienen a la mente servicios como Spotify para música o Filmin para cine, en los que el catálogo disponible empieza a ser ya lo suficientemente atractivo como para merecer la pena invertir en ellos, ya sea aisladamente o a través de una suscripción mensual. Ese es el camino, aunque aún falta mucho, según mi opinión, para llegar a estar a la altura de lo que proporcionan sitios como el clausurado Megaupload. Lo que te ofrecen la descarga directa o el Peer To Peer es acceso prácticamente inmediato a cualquier película o canción que se te pase por la cabeza, sin restricción de acceso salvo quizá un tiempo de espera y molestos anuncios. Como contrapartida, los sistemas legales ofrecen un catálogo muy limitado y muchas veces restrictivo, en el que para acceder a cierta canción o película exclusivas debes hacerte socio y pagar una mensualidad.

El intento de imponer leyes como SOPA (en Estados Unidos) o Sinde (en España) para tratar de perseguir y limitar la expansión de un sistema tan implantado en la Red como es la compartición de contenido (algo que es una de las esencias de Internet) me parece equivocado y puede hacer daño a un servicio muy potente y universal del que deberíamos sentirnos orgullosos. No se puede vigilar a todo el mundo para evitar que atente, como no sería viable poner una cámara a cada habitante de este planeta para cuidar que no cometa ningún delito. Porque si queremos evitar que alguien robe para poder comer debemos darle las herramientas para que pueda y quiera ganarse el pan por sí mismo.

Mangas Verdes

domingo, 8 de enero de 2012

Saturación informativa

El Caparazón
A propósito de un artículo publicado en El País Semanal de hoy domingo, me ha surgido una reflexión sobre las consecuencias de la globalización informativa tras la generalización del uso de Internet. Desde hace quince años, más o menos, estoy usando cada vez con más asiduidad la Red para obtener todo tipo de información, y esta ha ido creciendo hasta llegar a un punto en el que es, para mi, más importante saber seleccionar antes que tener la capacidad de obtener esa información. Como consecuencia de la llegada de Internet, se ha devaluado la calidad de la información, pero creo que aún no somos conscientes de ello. Intentamos acaparar más información de la que podemos procesar o de la que nos puede ser de utilidad, con la razonable justificación de que mantenerse informado es esencial para poder tomar las decisiones correctas o para poder tener una opinión bien formada. Pero como se explica en este artículo de la sección de Psicología de El País, demasiada información puede llegar a emborracharnos, de la misma manera que comer en exceso nos puede indigestar y ser más perjudicial que beneficioso. Quizá, al igual que con la comida, hemos evolucionado de tal manera que intentamos acaparar cuanta más información mejor, para cuando vengan las "vacas flacas"; pero también como con la comida, en la actualidad la saturación informativa hace innecesaria y perjudicial esta precaución.

Observo que las nuevas generaciones se adaptan a estas circunstancias, de tal manera que son capaces de moverse rápido por la Red para evitar que la saturación informativa les sobrepase. Por tanto, se navega muy bien por la superficie, a mucha velocidad, pero sin profundizar en los conceptos para tener la sensación de abarcarlo todo. Y esa es la contrapartida, pues como consecuencia de "querer abarcarlo todo" se deja de lado algo tan importante como la profundización y asimilación de los conceptos que nos llegan. Hoy en día, parece ser más importante saber de qué va El Quijote por lo que dice la Wikipedia que haberse leído realmente el libro. Ese es un error que las nuevas generaciones tendrán que aprender a corregir con el tiempo, cuando la vorágine de las novedades cibernéticas se aposente, y ya no nos resulte tan vital y extraordinario mantenerse conectados para seguir vivos. Porque por ahora, aunque quince años parezcan una barbaridad desde el punto de vista informático, socialmente no son demasiado significativos.

domingo, 1 de enero de 2012

Por el interés te quiero, Andrés

Aunque estemos celebrando fechas muy especiales para el Cristianismo Occidental, no hay que olvidar que estamos en un mundo con una enorme diversidad cultural y religiosa, y en el que la ciencia tiene un peso mayor que el que jamás haya tenido en nuestra historia. La globalización nos permite poder tener acceso a una infinidad de pensamientos y creencias diferentes, aunque también puede ser un peligro cuando se pretende hacer tabla rasa inculcando el pensamiento occidental en países en los que tal pensamiento sólo trae desestabilización y descontrol. En Oriente Medio es donde más se está notando, pienso yo, esa influencia occidental negativa que lleva a sus habitantes a aferrarse a los fundamentalismos para sobrevivir su forma de pensar. Desde los atentados del 11 de Septiembre de 2001, deplorables en todo caso, el mundo occidental, y Estados Unidos en particular, han intentado por medios sobre todo bélicos inculcar su pensamiento y su forma de Democracia en un mundo demasiado diferente, que arrastra un bagaje cultural que no puede sencillamente dejarse de lado. Las revoluciones árabes de este último año no deben confundirse con el ansia de sus habitantes de acabar con sus dictaduras para acoger una Democracia que les llega desde fuera y que les impone unas normas que no comprenden, sino para construir una Nueva Democracia (recordemos, gobierno del pueblo) adaptada a su forma de pensar y a sus creencias. Porque es posible la modernización sin caer en la alienación. Para conseguirlo nosotros deberíamos enseñar pero no inculcar, dar ejemplo pero no imponer. No caigamos en la trampa en la que cayeron los colonizadores americanos cuando llegaron al Nuevo Mundo.

Fuente: El País
Estos últimos días se está agudizando la beligerancia entre Estados Unidos e Irán con motivo del dominio armamentístico de la zona, y sobre todo de las dudas que acarrea el país musulmán desde que se dispuso a desarrollar tecnología nuclear. Sin olvidar que Estados Unidos posee armas nucleares, y que el vecino de Irán, Israel, se cree que las posee también secretamente, es cierto que el desarrollo de armas nucleares por parte de Teherán contribuiría a desestabilizar la zona llevándola hacia algo parecido a la Guerra Fría del siglo pasado. Pero no me parece que prohibirles su desarrollo con la única escusa de que son dictatoriales y peligrosos sea una forma de impedírselo. No me parece que Irán se muestre más fundamentalista de lo que se mostraría Estados Unidos en su situación, sin que por ello quiera justificar una dictadura como la de Ahmadineyad, claramente represiva, sobre todo para las mujeres. Pero no se puede imponer una forma de pensar porque sí. Irán, sus habitantes, deberán encontrar la forma de gobernar por sí mismos. Y aunque sea peligroso o doloroso, no es posible que nosotros, desde fuera, podamos impedir que desarrollen tecnología nuclear. Es algo parecido a lo que ocurre con el Cambio Climático. Los países emergentes se creen en su derecho a contaminar lo que no contaminaron en el pasado. ¿Deberíamos prohibirles sin razón aparente lo que las potencias occidentales llevan décadas haciendo? Más que imponer hay que convencer, aunque sea más complejo de conseguir.

Resulta chocante el interés que parece estar mostrando Estados Unidos por el desarrollo nuclear en Irán y el poco interés que despierta en el mundo occidental en general (por no hablar de la apatía de Rusia o China) la situación que existe en Siria desde hace ya casi un año. Los medios de comunicación cada vez se hacen menos eco de lo que está pasando (por pérdida de interés), y tan sólo webs como Periodismo Humano dan una crónica más cercana a la realidad. El resto de medios se limitan a contabilizar cada cierto tiempo el número de muertos, como hacían antes con los atentados en Iraq. Siria también es dictatorial, Siria también reprime, Siria también necesita una Democracia a la musulmana. Sus habitantes la están pidiendo a gritos. Pero Siria no es peligrosa desde el punto de vista nuclear, y sobre todo no es interesante desde el punto de vista económico. Porque ahora, como hace veinte, cuarenta o sesenta años lo que mueve la ayuda internacional no es la piedad, ni siquiera las ansias de imponer un modo de vida occidental. Es el petróleo.

Fuente: Agencia Prensa Rural