jueves, 26 de abril de 2012

Una televisión pública para todos

RTVE
paratuandroid.com


La Democracia es quizá la forma de gobierno más cercana a un sistema político equilibrado en el que pueda tener cabida el librepensamiento; y mediante una representación de la ciudadanía consigue hacer llegar la voz del pueblo a los gobernantes, a través de herramientas como el Parlamento. Pero este sistema no es perfecto, y los seres humanos por nuestra parte tendemos a cometer errores, a transitar por caminos equivocados, o lo que es peor, a volver a tropezar con la misma piedra. Cuando esto ocurre en Democracia, lo que se interpreta es que ha habido un paso atrás en la eterna conquista de nuestras libertades individuales y de la población en general. Ese tropezar en la misma piedra, o más bien paso atrás, es la sensación que me produce la reciente decisión del gobierno del Partido Popular de modificar por Decreto Ley el sistema a través del cual se elige al director de la corporación pública Radio Televisión Española.

El Partido Popular aduce en su defensa que la falta de acuerdo entre los dos partidos mayoritarios, y sobre todo el ansia de bloqueo del partido socialista, les ha obligado a tomar una decisión que, ante la falta de dicho acuerdo, les permite decidir con el consenso de la mayoría absoluta de la cámara del Congreso. Pero dados los resultados electorales últimos esto permite al Partido Popular tomar esa decisión en solitario. Independientemente de la capacidad o incapacidad de llegar a un acuerdo entre los dos partidos mayoritarios, no se puede por decreto establecer que por defecto uno solo de ellos pueda decidir por su cuenta, porque entonces se está deslegitimando totalmente el consenso que debería conseguirse. El Partido Popular no atenderá a razones porque sabe que si no se ponen de acuerdo, ellos tienen la última palabra; mientras que el PSOE, probablemente para actuar de víctima y culpar así al PP, deje morir un posible acuerdo para retratar al partido del gobierno.

Mala decisión, sin duda, para una de las mejores televisiones públicas de la Democracia.




Publicar un comentario