sábado, 6 de julio de 2013

Espionaje globalizado

Me estoy quedando anonadado con las noticias de estas últimas semanas sobre la denuncia de espionaje de los EEUU, y la reacción de sobre todo los países occidentales a la persecución que se está llevando a cabo. Ya se que la historia no es nueva, que en la Guerra Fría se las traían crudas las potencias contendientes, abusando de su posición de dominio incluso para determinar el Gobierno de países, pero siempre te sorprende que la historia se repita cuando se trata de errores del pasado que debiéramos haber aprendido a corregir. Pero no es así, lo cual es indicativo de dos posibles causas: o bien no sabemos corregir una dinámica intrínseca en el ser humano, o bien lo que se hizo en el pasado no se considera como algo negativo, sino más bien un exito que hay que tratar de emular.

El problema es que lo que hace treinta o cuarenta años era una intromisión en los intereses de Estados que no tenían "pensamientos occidentales", hoy en día podemos estar hablando de que espian el comportamiento individual para determinar ciertas ideologías o comportamientos. Porque eso de la seguridad mundial no me lo creo. No me creo que un país que tiene como derecho básico ciudadano la violencia (su derecho a llevar armas) pueda darnos lecciones sobre la mejor manera de ser civilizados. Insisto, lo que está pasando, lo que se esta denunciando no es ni más ni menos que el espionaje de estado llevado al nivel individual. Es muy simple: hace cuarenta años sólo había capacidad para determinar el comportamiento de los poderosos e influyentes para así determinar el de la población que controlaban. Hoy en día, con la globalizacion ya no es necesario. Basta con actuar sobre comportamientos colectivos mucho más maleables y silenciosos.

Nos estamos quedando sin armas, de las de verdad, para defendernos.